logo

Exposición

Busca tu inspiración en nuestra Exposición de más de 1000m2 en Valverde del Camino (Huelva). Te sorprenderás de lo que puedes encontrar.


Estamos en: Avda. de la Constitución, 47, 21600 Valverde del Camino (Huelva)
Email: info@proveedoradelaconstruccion.es
Tlf: 959 55 03 00

info@proveedoradelaconstruccion.es | Síguenos:

Atención al Cliente: 959 55 03 00

Cómo funcionan las estufas de Pellets

funcionamiento estufa pellets

Cómo funcionan las estufas de Pellets

Las estufas de Pellets tienen un depósito para almacenar el Pellet, y en función de la temperatura que escojamos, irán cayendo Pellets a la cámara de combustión para su quema y generar el calor que deseemos. Este proceso es totalmente automático, tan solo deberemos escoger la temperatura que deseemos y apagarla y encenderla.

Este tipo de estufas calientan principalmente a través de su ventilación regulable: hace pasar aire frío que entra a través de una boca, pasa por el intercambiador y es expulsada por la parte frontal o por la canalización. De este modo, el aire nunca está en contacto con el fuego o los gases de la combustión. La estufa también calienta de forma radiante a través de la ventana de la cámara de combustión y del chasis.

Tipos de estufas de Pellets

En el mercado podrás encontrar muchas formas y diseños para las estufas de Pellets: murales, de rincón, de pasillo, redondas, de exterior, encastrables, etc. No obstante, para clasificarlas se utiliza el tipo de funcionamiento que tengan:

Estufas de aire forzado: este tipo de estufas son las más habituales. Calienta el espacio en el que se encuentre ubicada y cuenta con un ventilador para regular el calor que sale de la estufa, y un termostato con el que se regulan la temperatura. La salida de humos suele ser de 8 cm y solo llevan una toma de corriente a 220 V. Lo más habitual es que cuente con  un sistema de seguridad por sobre-temperatura y apertura de puerta de la estufa. En algunos modelos hay posibilidad de conectar un termostato ambiente o mediante un mando a distancia, incluso desde el móvil, y son capaces de modular su potencia en función de la demanda hasta un 30%.

Estufas de pellets canalizables: Son las mismas que las anteriores pero llevan unas canalizaciones para calentar otras habitaciones.

Termoestufas o Hidroestufas: Estas están a medio camino entre una estufa y una caldera, ya que además de dar calor por radiación y convección, tienen un intercambiador que les permite calentar el agua. Este agua se puede usar para distintas aplicaciones como radiadores, suelo radiante y también se pueden conectar a sistemas de calefacción ya instalados y complementarse. Hay kits que permiten también producir agua sanitaria para baños y cocina, acumulándola en hervidores para tenerla disponible cuando la necesitemos.

En cuanto a la potencia, debes saber que si tomamos de referencia aproximadamente 1 kw por 10 metros cuadrados, para una estancia de 50 m necesitaríamos una estufa de unos 5 kw. Son datos aproximados pero que nos pueden dar una idea más o menos de la potencia que necesitaremos, teniendo en cuenta otros factores, como la ubicación de la vivienda, la zona climática en la que está situada o el aislamiento de la construcción, por ejemplo.

A la hora de instalarlas, tendremos que tener en cuenta varios factores:

  • Necesitaremos una salida de humos, que deberá ir en el tejado y disponer de una canalización para la salida de humos no superior a los 2 m de longitud en horizontal.
  • El lugar de colocación de la estufa es muy importante, necesitaremos un enchufe, ya que van a luz, aunque solo sea para la primera ignición y el termostato, no hay que situarlas a lado de cosas inflamables, y hay que dejar un espacio delante de la estufa para que tenga sitio para tirar el aire que ha calentado y esparcirlo por la estancia donde esté situada.
  • El mantenimiento de las estufas es muy sencillo, un par de veces a la semana habrá que retirar las cenizas con la ayuda de un aspiradora mismamente, y limpiar el cristal, nada más de mantenimiento, y la podrá revisar un profesional cada dos años si así lo quieres.