logo

Exposición

Busca tu inspiración en nuestra Exposición de más de 1000m2 en Valverde del Camino (Huelva). Te sorprenderás de lo que puedes encontrar.


Estamos en: Avda. de la Constitución, 47, 21600 Valverde del Camino (Huelva)
Email: info@proveedoradelaconstruccion.es
Tlf: 959 55 03 00

info@proveedoradelaconstruccion.es | Síguenos:

Atención al Cliente: 959 55 03 00

Por qué usar pellets en chimeneas de leña

Por qué usar pellets en chimeneas de leña

Por qué usar pellets en chimeneas de leña

Como ya te hemos contado en más de una ocasión, los pellets son un producto totalmente natural, considerados como biomasa sólida. Están elaborados a partir de serrín seco, sin ningún aditivo, ya que se utiliza la propia lignina que contiene la madera como aglomerante, comprimiendo el serrín a una alta presión para formar los pellets, lo que hace que éstos tengan una composición muy densa y dura.

Por regla general, es el combustible que se emplea en las estufas y calderas de pellets y está considerado como el mejor combustible leñoso obtenido hasta hoy. Por ello, queremos mostrarte las ventajas de usarlo como combustible en chimeneas y estufas de leña.

Facilidad de encendido: Tan fácil como prender una ó dos pastillas enciende-fuegos y depositarla sobre la carga de pellets y abrir el aire de combustión. El pellet arde desde arriba.

Ecológico: Los pellets de calidad (EN plus en España – DinPlus en Europa) están fabricados con madera seca, con baja humedad(<10%) y descortezada, lo que favorece una combustión más limpia que la leña. Además, el pellet emite 27 veces menos partículas y contaminantes que la leña.

Económico:
El precio de los pellets es bajo y estable, y podemos abastecernos fuera de temporada, consiguiendo un gran ahorro.

Almacenamiento:
Ocupan almacenados unas tres veces menos que la madera necesaria para producir el mismo calor. La densidad del pellet es superior a 1’15gr/cmt3, por lo que no flota y si lo mojamos multiplica su volumen por 5.

Limpieza:
Sustituimos la leña en el comedor por un recipiente y una pala. El cristal de la chimenea se ensucia mucho menos. La creación de creosota en los conductos de humos es nula, sólo hollín.

Comodidad:
El combustible no varía, siempre es el mismo y con la misma potencia. El cálculo de consumo es más fácil. Las cenizas restantes (<1’5%) son tan pocas que nos permiten mantener el fuego encendido durante más horas sin retirarlas.

Potencia: Los pellets poseen una potencia calórica, >5 kWh/Kg, superior a la leña, que de promedio, según humedad y especie, 3’8 kWh/Kg