logo

Exposición

Busca tu inspiración en nuestra Exposición de más de 1000m2 en Valverde del Camino (Huelva). Te sorprenderás de lo que puedes encontrar.


Estamos en: Avda. de la Constitución, 47, 21600 Valverde del Camino (Huelva)
Email: info@proveedoradelaconstruccion.es
Tlf: 959 55 03 00

info@proveedoradelaconstruccion.es | Síguenos:

Atención al Cliente: 959 55 03 00

Resolvemos dudas sobre el pellet

Resolvemos dudas sobre el pellet

Resolvemos dudas sobre el pellet

A menudo recibimos en Proveedora de la Construcción muchas personas que han oído hablar de las chimeneas de pellets pero que no saben exactamente qué son y cómo funcionan. Por ello, hemos pensado que este post puede ser muy interesante y resultar de utilidad para todos aquellos que se estén pensando en montar un sistema de calefacción en su hogar.

¿Qué son los pellets?

Los pellets son pequeños cilindros de madera residual, serrines y virutas prensados. En su preparación no contiene ningún tipo de aditivo ni aglomerante y tiene un gran poder calorífico (pueden llegar a los 4,9kWh/Kg). Como dato comparativo, para generar el mismo calor de 1 litro de gasoil, bastaría con 2 kg de pellets.

¿Cómo funcionan las estufa de pellets?

Principalmente tienes que saber que las calderas y estufas de pellets son totalmente automáticas, con programador horario y termostato ambiente, es decir, con automatización de las funciones de encendido y apagado. Están pensadas para uso familiar, residencial y de oficinas. En el mercado existen estufas con distinta capacidad del depósito y del sistema, por lo que su carga dependerá del tamaño de la caldera o estufa.

¿Qué instalación necesita una estufa de pellets?

Una estufa de pellets necesita un acceso a una salida de humos. Está pensada para instalaciones sencillas en espacios como viviendas unifamiliares, residenciales u oficinas. Si el espacio que se desea calentar es mayor, requerirá hacer una instalación en una sala destinada a una caldera de biomasa.

¿Cuáles son las principales ventajas de los pellets?

  • Es respetuosa con el medio ambiente, ya que la calefacción con pellets colabora en la reducción de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Además, los pellets no contienen azufre, por lo que disminuye la lluvia ácida.
  • Gracias al pellet, se promueve la limpieza de montes y se evitan incendios al recogerse los residuos de podas o limpiezas.
  • La ceniza que genera es totalmente biodegradable y puede ser utilizada como abono.
  • Al contrario de lo que sucede con los combustibles derivados del petróleo o el gas, el precio de los pellets es estable y no se ve afectado por estas subidas.
  • Fomenta la economía local, ya que se reutiliza la materia agrícola que puede provenir de la misma región donde está la estufa.
  • No hay riesgo de explosión.
  • No producen olores.
  • No son peligrosos para la salud, ya que no hay riesgo de fuga o vertido.
  • Para un mismo calor, ocupa menos espacio que la leña.

¿Cómo hay que conservarlos?

Para su mantenimiento, lo ideal es guardarlos en un lugar seco, así durará mucho tiempo, sin tener un límite de tiempo para su almacenamiento.

¿Cuál es su mantenimiento?

Simplemente hay que limpiar las cenizas acumuladas una vez por semana, con la ayuda de un aspirador. Una vez al año es recomendable hacer una limpieza a fondo para retirar las cenizas acumuladas en los distintos conductos del equipo.